Top
 

Viajar Conscientemente

Viajar Conscientemente

LA INDIA, es posiblemente el país de mayores contrastes del mundo, el séptimo más extenso del globo y el segundo más poblado del planeta… pero es en el sur donde se concentra una diversidad cultural y paisajística extraordinaria.

Viajeros con consciencia

La mejor manera de conocer un país es cuando se abren bien los ojos y el corazón. Cuando permitimos que los secretos que se esconden durante el trayecto, pasen a nuestro interior, nos sorprendan y queden integrados con nuestras propias experiencias. Abrir los ojos debería ser como abrir una puerta a la emoción, viajar “equilibrada-mente” armonizando la razón y el corazón.

El turismo sostenible es el futuro y el sur de la India puede ser un buen destino para poner en práctica lo que entendemos como “turismo consciente” donde se den toda esa fusión de sensaciones, olores, colores, sabores, experiencias, espiritualidad, contrastes…

Se entiende este tipo de turismo como una manera de participar en el conocimiento del mundo y de las personas que lo habitan, desde el respeto al entorno natural y a la cultura de las comunidades a las que nos acercamos, tratando de promover su desarrollo y bienestar, a la vez que ensanchamos nuestra propia conciencia.

Muchos sueñan con viajar a la India, conocer su cultura, religión y paisajes. Acercarse a los grandes Maestros y a sus míticos ashrams, experimentar milenarias prácticas como la meditación, el yoga o el ayurveda. Viajar con guía acompañante puede ser la mejor forma de comprender y dar sentido a lo que te rodea; te ayuda a sacarle el mayor partido a cada momento e iniciarte en alguna de las prácticas que fomentan el conocimiento interior.

Viajar con conciencia es la oportunidad de encontrarse con dos itinerarios en un único viaje. Por un lado, una ruta cultural, turística y humanitaria, en la que hay espacio para la diversión y el esparcimiento. Por otro, un itinerario que permita conocer y ahondar en tu paisaje interior, abriendo espacios generadores que te alimenten para el resto de la vida.

Creando paisajes interiores…

Como si se tratara de una cuña de tierra gigante que se zambulle en el Océano Índico, el sur de la India peninsular representa el cálido corazón indio del subcontinente; un paisaje infinitamente distinto al de las montañas y desiertos del norte, sin salida al mar y tostados por el sol. Tierra de Maestros y cuna de espiritualidad.

TAMIL NADU: el paisaje de la historia y de la tradición

Historia, espiritualidad y naturaleza se funden en un territorio lleno de visitas obligadas. Tamil Nadu goza de una personalidad cultural propia y de templos hindúes centenarios labrados en roca, siendo su lengua la única con raíces tan antiguas como el sánscrito. Templos y ciudades que fueron testigos del florecimiento de la danza, la música y la cultura bajo sus gobernantes, cuna de las antiguas culturas Dravídicas y Chola. Muchas ciudades llevan el prefijo “Tiru”, que significa “sagrado” e indica la presencia de un importante centro religioso, como ocurre con Tiruvanamalai, población situada a los pies de la montaña de Arunachala, sede del dios Shiva en el Sur de la India según cuenta la tradición y morada de Sri Ramana Maharishi, uno de los gurús más importantes del hinduismo del siglo XX.

ANDHRA PRADESH: el paisaje de las sonrisas

Andhra Pradesh está ocupado casi en su totalidad por la rocosa meseta del Decán, que se eleva 1000 metros sobre las fértiles llanuras del litoral. Es el estado más grande del sur de la India. Caminatas espectaculares y oportunidades únicas para observar la fauna y flora tanto de las montañas como de las llanuras, así como la cultura rural y tribal.

El nombre Andhra Pradesh tiene relación con el pueblo andhra, el cual lleva en la región más de 2.500 años y forman el 85% de la población de este estado. Se considera a los andhra como los arios del norte que emigraron al sur y se mezclaron con los pueblos que allí vivían.

KERALA: el paisaje de la naturaleza

¿Sabías que el significado de Kerala es el país de los cocos? La leyenda dice que esta región surgió cuando el dios Visnú lanzó su hacha de guerra al mar. Por esta razón, sus habitantes también la conocen como la Tierra de Dios. Sus backwaters y canales son un laberinto de brazos de agua bordeados de cocoteros que tejen la costa sur de Kerala.

La franja de tierra entre el Mar Arábigo y los montes de las especias es una tierra de paisajes tropicales exuberantes, sacudida por la brisa, flanqueada por palmeras y donde el mar ha sido protagonista de su historia desde la Antigüedad. Judíos, árabes, portugueses, holandeses e ingleses han forjado uno de los estados más multiculturales de la India.

mahabalipuram-03     vicente_ferrer_grupo_con_jovencitos_locales     allipey_gente_dentro_barco    auroville-02

Comment

  • Raghu Ram
    julio 4, 2018 at 2:39 pm

    Felicidades por el artículo!
    Si todo el mundo aprendiera a abrir los ojos y a viajar como proponéis… nuestros corazones rebosarían plenitud!

Leave a Reply: